SALUD
Neuronas al trote: demuestran que correr sirve para mejorar la inteligencia


Un estudio de una universidad alemana demostró que, además favorecer el estado físico, quienes salen a correr aumentan su capacidad de memoria y su inteligencia. ¿La razón? Al moverse, las células se renuevan.


conexiones@claringlobal.com.ar

"Mens sana in corpore sano", dice el refrán. Médicos de la Universidad de Ulm realizaron un estudio para averiguar si esta expresión tiene asidero científico y si correr nos vuelve más "inteligentes".

¿Sirve correr para fomentar la inteligencia? Un grupo de científicos de la Academia de Medicina de la Universidad de Ulm y del Centro de Ciencias Neurológicas y Aprendizaje se propuso averiguarlo. Para ello, llevó a cabo una investigación poco común, en la que participaron 30 personas.

Correr y pensar

La tarea de estos conejillos de indias consistió en trotar regularmente por 30 minutos, dos veces a la semana, para luego poner a trabajar la materia gris, realizando un examen consistente en describir rutas, retener vocabulario o impregnarse imágenes. El grado de dificultad fue premeditadamente alto, para permitir a los investigadores descubrir si el ejercicio regular era realmente apropiado para elevar el rendimiento cognoscitivo y, en caso afirmativo, en qué áreas específicas lo hacía.

Los voluntarios fueron divididos en dos grupos. El primero de ellos trotó dos veces por semana durante un mes y medio, y luego llevó a cabo los exámenes. El segundo grupo tuvo que contestar las preguntas sin haber corrido antes. Resultado: tanto los que salieron a trotar como los que no lo hicieron incrementaron la velocidad con la que resolvieron las tareas del test.

Revelaciones sorprendentes

Sin embargo, hubo una importante diferencia. La cantidad de errores fue inferior en aquellos que salieron a correr. Conclusión: trotar fomenta la inteligencia, en el sentido de que eleva de modo mensurable la capacidad de concentración. La constatación más sorprendente es que quien incrementa su concentración mediante el ejercicio sistemático, mantiene ese nivel aunque deje de lado el entrenamiento físico.

Otro descubrimiento notable consiste en que correr también ayuda a mejorar la memoria en ciertas áreas. Sanna Stroth, psicóloga del Centro de Ciencias Neurológicas de Ulm, hace notar que la memoria visual-espacial se vio más reforzada que la verbal. Por ejemplo, las personas lograron retener mejor mapas de ciudades que números telefónicos. Los científicos no tienen todavía una explicación certera del fenómeno, pero sí una hipótesis: experimentos con animales indican que el movimiento induce a la regeneración de células en el hipocampo, una parte del cerebro relevante para la memoria, sobre todo visual. Para reforzar su hipótesis, los científicos de Ulm se proponen investigar en un segundo paso qué modificaciones orgánicas se producen en el cerebro gracias al entrenamiento físico regular.

Fuente: Clarín Digital