¿Cómo te hidratás en tus entrenamientos?

· Una ingesta de agua correcta durante los entrenamientos y en la competición previene las lesiones y evita la disminución del rendimiento.

· Los efectos conocidos de la hidratación insuficiente son contundentes. Si la pérdida de agua se sitúa entre el 2 y el 3%, el rendimiento puede reducirse alrededor de un 10%. Si la disminución de líquidos está entre un 4 y un 6%, el rendimiento puede descender hasta un 20 o un 30%.

· En algunas prácticas deportivas, como por ejemplo el maratón, las consecuencias de una incorrecta hidratación se manifiestan no sólo en una disminución del rendimiento, sino que el deportista mal hidratado puede percibir sensación de sed, debilidad, mareo, escalofríos, vómitos o desorientación, síntomas claros de la pérdida de líquidos.

· Sin beber, la temperatura corporal se eleva, el ritmo cardíaco se acelera y el desequilibrio hidromineral puede propiciar la aparición de contracturas musculares.

fuente: www.runnersdigital.com.ar